HHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH
 



  
Buscar en la TyCE
Buscar en la CIDE



Revista TyCE / No. 41


Editorial

El hilo conductor de las aportaciones incluidas en este número, es la educación apoyada en las tecnologías de información y comunicación en aplicaciones diversas. Cada uno de los autores revisa, desde distintos ángulos, la presencia de esas herramientas cuyo uso y beneficio están determinados por la intencionalidad que se refleja en las iniciativas para su aplicación.

Díaz Barriga, destaca la importancia de las tecnologías como recursos para potenciar el aprendizaje y no sólo como herramientas técnicas, si el propósito es propiciar la incorporación de los estudiantes a la sociedad del conocimiento.

La autora realiza una interesante revisión de los enfoques instruccionales vigentes, sus coincidencias y diferencias en lo que respecta a la participación de los actores en el proceso de construcción del conocimiento y la relación entre los paradigmas, vinculada a la definición de los diseños formativos que plantean y a objetivos educativos determinados. Acentúa la importancia de avanzar en la investigación educativa que, retomando los principios de enseñanza-aprendizaje encaminados a promover actividades cognitivas de búsqueda y procesamiento de información y la interacción entre participantes, se aboque a profundizar sobre las posibilidades de uso de la tecnología y en la creación de ambientes de aprendizaje que propicien tales condiciones.

Aunque es indudable la diversificación de uso que ha alcanzado la tecnología, hay ámbitos de la sociedad que permanecen al margen de sus beneficios, nos referimos a la búsqueda que han emprendido organizaciones no gubernamentales para abrir la posibilidad de acceso a espacios para la información y a la comunicación con apoyo de esos recursos. Rocío Rueda, aporta un interesante trabajo sobre los esfuerzos que se realizan en varias partes del mundo, con énfasis en Latinoamérica y el Caribe, para crear las redes que contribuyan a la transformación social, cultural y educativa de las organizaciones y comunidades que han quedado al margen de acciones formales promovidas desde el Estado. A través de las experiencias logradas en varios países, nos conduce a conocer interesantes proyectos creados, por y para, grupos y movimientos sociales que demandan espacios para la participación democrática.

También los países europeos enfrentan desafíos para integrarse a la iniciativa e-Europa puesta en operación con el propósito de acelerar el crecimiento de los países que integran la Unión Europea, aprovechando las tecnologías de información y comunicación como recursos estratégicos para el acceso a los servicios, al empleo y la economía.

Touriñán y Soto, especialistas en los temas de educación electrónica y otros relacionados con la educación para el desarrollo y la cooperación internacional, extienden una mirada retrospectiva sobre las acciones y estrategias relacionadas con e-Europa desde el año 2000 hasta 2005; presentan los avances y la problemática experimentados a lo largo de esos años y abren un espacio para analizar el programa de aprendizaje electrónico promovido por las naciones de la Unión, para cumplir los objetivos de calidad, accesibilidad y apertura de la educación europea, en la primera década del presente siglo.

Desde su participación en Red Escolar, proyecto cuyo desarrollo está a cargo del ILCE, Ezequiel Tinajero analiza el estado actual del uso de la tecnología en las escuelas mexicanas y destaca la importancia de que las propuestas se originen en modelos y diseños pedagógicos que contemplen su aplicación y se acompañen de las estrategias necesarias para lograr que los docentes reconozcan la utilidad de esos recursos para favorecer el proceso enseñanza-aprendizaje y la incorporen al trabajo cotidiano en el aula.

La colaboración de Marlene Blois nos presenta un panorama de la educación a distancia en Brasil y la integración de las nuevas tecnologías a sus propuestas. Trae a reflexión un tema complejo y presente en las mesas de trabajo de instituciones y especialistas; beneficiarios o generadores de ofertas educativas a distancia: el aseguramiento de su calidad y los avances, que en materia de legislación, han alcanzado las autoridades brasileñas para su regulación.

No queda sino esperar que los lectores habituales y los que se incorporen como tales, encuentren en estas páginas estímulos para seguirnos acompañando en el permanente esfuerzo por compartir conocimientos, experiencias, logros y avances en materia de usos educativos de las tecnologías de información y comunicación.

Califique este artículo:
 

 <Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 Siguiente> 

 
2 La Red Satelital de Televisión Educativa EDUSAT. El papel de la investigación para su desarrollo efectuado en el año 1999, por la Dirección de Investigación y Contenidos Educativos (DICE) del Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE), organismo internacional con sede en México, D.F., para conocer por encargo de la Secretaría (Ministerio) de Educación Pública (SEP) de México, el impacto y alcance del Sistema Satelital EDUSAT con más de 16 canales televisivos dedicados a educación escolar en todos sus niveles de enseñanza (desde preescolar hasta posgrado), la formación continua, profesional y formación docente, así como la divulgación de la ciencia y tecnología, y difusión de la cultura y las artes, Ávila, P. (1999).
1

Al igual que en España, la programación educativa de la Televisión Española (TVE) inició su emisión de forma regular en junio de 1961, el uso educativo de la televisión se desarrolla entre los años 60 y 70 en casi todos los países del mundo bajo el impulso de la UNESCO, como organismo que instó e impulsó a sus estados miembros a aprovechar este medio de comunicación de masas para ofrecer igualdad de oportunidades en la educación para todas las personas. Se trataba asimismo de erradicar el analfabetismo, elevar la calidad de la formación y acceder a mejorar los niveles de conocimientos científicos, culturales y artísticos. Sevillano, M. (2000).

3

Desde los años 70 y en diversos países latinoamericanos, se desarrollan fundamentalmente experiencias que pretenden explorar la recepción televisiva y/o, al mismo tiempo, ver cómo afecta el consumo de televisión a la vida cotidiana de los telespectadores. Dos experiencias como las de Guillermo Orozco en México o de Valerio Fuenzalida y María Elena Hermosilla de CENECA en Chile, parten de procesos educativos integrales que fomentan la recepción activa de los telespectadores. Frente a los estudios convencionales, de carácter cuantitativo, se pretende la implicación del telespectador a través de la autoexploración de hábitos de consumo televisivo y la propuesta de diversas dinámicas de grupo muy relacionadas con el juego y la creatividad. El desarrollo de esta nueva metodología de investigación de audiencias llegó a promover la figura de los denominados educomunicadores, que son a la vez investigadores y dinamizadores de la recepción crítica y activa por parte de las audiencias. Véase: Orozco, G. (1996) y por otro lado veáse Fuenzalida, V. y Hermosilla, M. (1990), así como Fundación Honrad Adenauer, (1991).

4

La Televisión Educativa Iberoamericana. Evaluación de una experiencia. Martínez Sánchez, F. (1998). Este estudio revisó el funcionamiento e impacto del Programa de Cooperación de las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y Gobierno creado en 1992 y enmarcado dentro de las acciones de su Asociación gestora, la ATEI (Asociación de Televisión Educativa Iberoamericana).

4

La Televisión Educativa Iberoamericana. Evaluación de una experiencia. Martínez Sánchez, F. (1998). Este estudio revisó el funcionamiento e impacto del Programa de Cooperación de las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y Gobierno creado en 1992 y enmarcado dentro de las acciones de su Asociación gestora, la ATEI (Asociación de Televisión Educativa Iberoamericana).

5 Ibíd op. cit. 4.
7 Ibíd. op. cit. 8
9

Cada uno de estos países, viviendo diferentes desarrollos y aplicaciones en la producción y utilización de la TV educativa, ha logrado un cierto desarrollo de sobra conocido en el campo de la cultura y la divulgación del conocimiento científico o artístico, dentro de la llamada educación informal. Pero también existe en estos países ejemplos muy relevantes de la utilización de la televisión como base de materiales didácticos o intruccionales que sirven tanto para el apoyo fundamental de la enseñanza formal, como sobre todo en la no formal y dentro de los distintos sistemas de educación abierta y a distancia. Es el caso de Telescola en Brasil, o la Telesencundaria y el Telebachillerato en México, donde se atiende a más de 700,000 alumnos al año en las distintas zonas rurales y urbanas más marginadas del país.

20 Ibid op.cit. 2